¿Se ha atascado la persiana? ¿Chirría cada vez que la bajas? ¿Te resulta familiar alguno de estos casos? Si la respuesta es sí, lo mejor será que a la hora de arreglar las persianas en Madrid contrates los servicios de una empresa especializada. ¿A qué se deben este tipo de averías? El mantenimiento y la limpieza de las persianas es un trabajo que conviene realizar con cierta regularidad si nuestra intención es que nos duren en perfecto estado durante más tiempo. Somos conscientes de lo arduo y laborioso que resulta esta actividad. Por este motivo, para que este trabajo no te lleve más tiempo de lo esperado, a continuación te dejamos una serie de sencillos trucos para que el mantenimiento y limpieza de tus persianas se convierta en una rutina y no en algo de lo que nos preocupamos únicamente cuando empiezan a dar fallos.

- El primer paso será tirar de la tapa del tambor retirando previamente los tornillos para limpiar el exterior de la persiana sin correr riesgos innecesarios al sacar el cuerpo por la ventana. Aprovecha también para limpiar el interior del tambor. Podemos utilizar para ello el aspirador. Nos resultará mucho más cómodo y rápido. 


- Para las persianas de PVC o plástico desde Persianas Aluche recomendamos utilizar un poco de lavavajillas diluido en agua y con esa solución repasar cada una de las lamas mientras bajamos por completo la persiana.  


- Después, con un trapo húmedo se retocan cada una de las lamas y se van secando a medida que vamos enrollándolas.


- Por último, coloca de nuevo la tapa del tambor. 

Para evitar tener que arreglar las persianas en Madrid cada dos por tres también consideramos importante realizar un pequeño mantenimiento de las guías. Podemos limpiarlas con el aspirador y engrasarlas un poco para facilitar el deslizamiento de la persiana. Interesante, ¿verdad?