Una de las diferencias que nota cualquier español que viaja por algunos países de Europa es la falta de persianas. Como persianistas en Madrid sabemos que estos elementos exteriores nos aportan una mayor seguridad en el interior y un mejor descanso, ya que evitan la entrada de luz. Por eso queremos aprovechar esta nueva entrada para reflexionar sobre la importancia que tienen las persianas en nuestro descanso.

Según los expertos, la luz y la oscuridad ofrecen indicaciones al organismo para ponerlo en marcha o para inducir el sueño. Es decir, nuestro reloj biológico se diseñó para que nos despertáramos temprano y para que, a las 15 horas, apareciera una sensación de cansancio. La llegada de la oscuridad debe hacer que los ritmos circadianos bajaran al mínimo para asegurar el sueño.

Algunos estudios apuntan al efecto de la luz y la oscuridad para la organización temporal de la conducta por los efectos moduladores continuos sobre la función cerebral en la interacción con el sistema circadiano. En este sentido, cuando las células de la retina detectan luz solar, el ojo envía mensajes al cerebro para mantener los círculos durante 24 horas.

Cuando se va haciendo de noche y disminuye la luz, la melatonina empieza a subir, lo que baja la temperatura del cuerpo y estamos más predispuestos para dormir. De ahí la necesidad de crear unas condiciones adecuadas en la habitación para lograr la ausencia de luz. Cuanto mayor sea el aislamiento mejor dormiremos. Por eso las persianas son muy buena opción. Además, son una protección contra ladrones, e incluso contra el frío. En Persianas Aluche instalamos persianas térmicas que ofrecen un mayor aislamiento.

Habla con nuestros persianistas en Madrid si quieres hacer algún cambio en las ventanas de tu casa. Te ofrecemos una instalación rápida y unos precios realmente competitivos.